La presidenta chilena, Michelle Bachelet, subrayó hoy que el suyo es “un país confiable para invertir” ante la patronal francesa en París, a la que invitó a incrementar su presencia allí, al tiempo que puso en valor sus reformas para una educación de calidad y acceso a todas las capas sociales. “Una educación de calidad, así como una mayor inversión en ciencia y tecnología es lo que se requiere para un mejor posicionamiento de Chile en la economía mundial” y una menor dependencia de las materias primas, señaló Bachelet ante el Movimiento de Empresas de Francia (Medef). Dijo que la educación es “una de las reformas tal vez más ambiciosas” que lleva a cabo su Gobierno y que el objetivo es, además de mayor calidad, que el sistema sea “menos segregador”, lo que pasa por un dispositivo para un acceso gratuito a la universidad. “No es sólo un factor de justicia social, sino de eficacia económica”, señaló la jefa del Estado. A su juicio, y aunque “Europa es muy inversionista en Chile”, donde están presentes unas 200 compañías francesas, “podemos mejorar mucho más”. Insistió en que las empresas francesas encontrarán “un país abierto, serio y confiable” que además “puede ser para las empresas extranjeras una plataforma” para hacer negocios en el resto de Latinoamérica y en la región del Pacífico. Bachelet explicó que su Administración está apostando por un desarrollo basado en “un crecimiento sostenido”, pero también en “reducir brechas persistentes”. Recordó que el poder adquisitivo de Chile ronda los 23.000 dólares per cápita y así “se acerca al de Portugal” y que en 2014 con 22.000 millones de dólares fue el tercer receptor de inversiones en Latinoamérica, “muy cerca de México” y el único en el que se incrementaron esos flujos respecto a 2013, en concreto un 14 %. Sobre los sectores susceptibles de acoger inversiones extranjeras, citó en primer lugar la minería -precisó que las posibilidades no se limitan al cobre, sino también a otros minerales como el litio-, la energía -y en particular las renovables que pretenden que represente “al menos el 20 %” en el horizonte de 2025- o las infraestructuras -con 26 pasos fronterizos en los que Chile trabaja con Argentina-. “Chile ofrece oportunidades excepcionales para el desarrollo del turismo” gracias a su variedad de climas, por lo que un escritor llamó “nuestra loca geografía”, comentó Bachelet, que también pidió la atención de los empresarios franceses por el sector agroalimentario, cuyo volumen de exportación ha llegado a 14.000 millones de dólares. Al finalizar su intervención, en la que estaba acompañada en particular por sus ministros de Economía, Luis Felipe Céspedes, de Obras Públicas, Alberto Undurraga, y Energía, Máximo Pacheco, la presidenta respondió a varias preguntas de los ejecutivos franceses. Una de ellas, de un responsable del fabricante de materiales de construcción Saint Gobain, fue sobre los altos precios de la energía que dificultan la exportación de la producción de este grupo francés en Chile. Bachelet indicó que bajar el precio es uno de los objetivos de su política energética, pero también incrementar el peso relativo de las renovables con algunas fuentes “no convencionales” como la geotermia y la maremotriz y aumentar las interconexiones. Otra pregunta sobre los obstáculos al cabotaje interno, de la naviera francesa CMA-CGM, no obtuvo una contestación directa de la presidenta, que dijo no estar al corriente, y que se la llevaba de vuelta para Chile para examinarla allí. Antes de presentarse ante los empresarios, la presidenta de Chile se entrevistó en privado con el presidente del Medef, Pierre Gattaz. El responsable de la división internacional de la patronal francesa, Jean Burelle, halagó la apertura de la economía chilena que ofrece “buenas oportunidades” para Francia y afirmó que “tenemos que hacer más tanto en intercambios comerciales como en inversión”.

Fuente: https://es.finance.yahoo.com/noticias/bachelet-presenta-chile-empresas-francesas-pa%C3%ADs-confiable-101901279–business.html